Residente: El Potencial de Fundidora

Colaboramos con la Revista Residente Monterrey para imaginar escenarios en los que el Parque Fundidora explote todo su potencial en un futuro cercano.

Posted on Blog
20/02/2014

Hadas Steiner muestra la idea de la arquitectura como una condición en el entorno – donde el espacio se comprende mejor a través de la interacción que de la delineación. En el contexto regiomontano la acción patológica de circundar con muros cada espacio, público y privado, inhibe nuestra capacidad de interactuar con la ciudad. Por supuesto, la interacción con otras ciudadanos no está exenta de este padecimiento. Nuestro falso sentido de seguridad nos aliena.

Residente solicitó nuestra participación en la edición de Febrero, “El potencial de Fundidora”, para imaginar un paisaje optimista, futurista, no tan distante gracias a la tecnología que existe hoy en día.

Según Kevin Lynch, una ciudad legible es aquella en la cual sus distritos, hitos y caminos son fácil de identificar y agrupar dentro de un patrón absoluto. Tomando esto en cuenta, Fundidora padece de una serie de problemas que empobrecen la experiencia del parque. Independientemente del medio de transporte utilizado para llegar, el nivel de complejidad es absurdo, las entradas son poco identificables y el tráfico que se genera en los alrededores puede ser exhaustivo. Fundidora empieza y termina en rejas, no se integra, no permea en el entorno inmediato.

El parque se aliena de la ciudad por medio de sus rejas, lo cual delimita la experiencia del parque. Carece de significado fuera de sí mismo, en la ciudad sólo es un elemento aislado, no genera sentido de pertenencia en el ciudadano.

Es un contenedor de contenedores, el parque en lugar de ser un espacio inclusivo, delimita las actividades que se encuentran dentro de él. No las integra en su contexto, No existe una experiencia integral. Estos padecimientos son provocados por una falta de planeación a largo plazo. Por no tener un discurso claro y coherente, por no tener una voz propia, una visión concreta, un ideal.

El parque se limita a iterar sin dirección.

A pesar de cualquier carencia o problema que se pueda percibir sobre el parque, los ciudadanos siguen disfrutando de él. Claramente el parque tiene un potencial enorme, por ser uno de los pocos espacios que propician cohesión social. Al ser un elemento tan importante en la ciudad es necesario potenciar la experiencia del parque mejorando el acceso, dignificando el traslado y entregando información pertinente de acuerdo al contexto del usuario; tiempo, lugar, medio, etc…

Desde esta perspectiva, el escenario propuesto por Raidho para el dossier de Residente aborda los siguiente temas:

• Experiencia de usuario y comunicación
• Interfaz, diseño de información y estrategia de contenido
• Espacios mediatizados e Interacción

thumbnail_kiosko

Concepto:

El parque como una experiencia immersiva, que se extiende fuera de sí, el parque con una voz unificada, como anfitrión, guía de todas las actividades. El parque como una entidad sensible a estímulos del usuario y de los objetos en uso. Consciente de su vegetación, calidad del aire, uso de energía, flujo peatonal, actividades, tráfico, etc…

Un parque instrumentalizado, que no sólo captura datos correspondientes a diversos estímulos, actividades, acontecimientos y variaciones ambientales y espaciales. Sino que utiliza esta información bajo un contexto para ser entregada en el tiempo, medio y formato que el usuario necesita para experimentar Fundidora.

1

5

1. El parque fuera del parque: extender la experiencia del parque en la periferia y en puntos estratégicos de la ciudad que generen un punto de descanso y dignifiquen el traslado al parque. Imaginamos paradas para el camión con jardines verticales y señalización oportuna de rutas hacia Parque Fundidora: el parque ganando espacios a la ciudad, y no al contrario.

3

2. Pausas: Dentro del parque, se proponen módulos de información y de descanso. Objetos mediatizados que proporcionen información conceptual dentro del parque y a su vez ofrezcan una pausa; sombra, refugio, espacio de contemplación y descanso. Objetos-espacios que propicien la interacción y el aprendizaje.

pantalla

2

3. “Public sphere of things”: instrumentalizar el parque con sensores que obtengan información sobre distintas áreas de interés cuantitativo, que al asignar un significado puedan mejorar la experiencia total del parque. Información contextual como temperatura, información sobre las especies botánicas alrededor, eventos y exposiciones vigentes dentro del parque, etc.

Esta serie de intervenciones se suma para generar una voz propia del parque, que se comunica directamente con sus visitantes y entrega información oportuna según el contexto. No dejen de leer el Dossier completo, donde estas ideas se ven complementadas por entrevistas, datos y otras propuestas de intervenciones urbanas.

Créditos:
? Gracias a Eugenio Cristo, Editor en RESIDENTE por la invitación a participar.
? Créditos especiales a Cafe de Arquitectura, con quienes compartimos las sesiones de ideación y trabajo. Busquen su propuesta de acceso al Parque Fundidora en el mismo Dossier.
? Revista RESIDENTE Monterrey Año 5, No. 071, febrero 2014. (El Potencial de Fundidora, páginas 34 — 55).